Cómo vestir a un bebé recién nacido – Pasos a seguir

CÓMO VESTIR A UN BEBÉ RECIÉN NACIDO - Casi todas de pequeñas hemos jugado a las "casitas" y a vestir a un muñeco recién nacido, pero la cosa cambia cuando se trata de uno de verdad y más si es tu primer bebé. Muchas dudas pueden surgirte a la hora de vestirlo, y aunque no hay unas normas escritas para ello si que te pueden servir algunos consejos.

En primer lugar, debes perder el miedo a hacerlo, bien es verdad que son frágiles pero con tiempo, paciencia y delicadeza podrás cambiarlo perfectamente.​


1. ELIGE PRIMERO LA ROPA QUE VAYAS A PONERLE

CÓMO VESTIR A UN BEBÉ RECIÉN NACIDO

Antes de desvestirlo, elige la ropa que vayas a ponerle y coger el pañal y todo lo que necesites para el cambio para no tener que cargar con él si se te ha olvidado algo porque como sabemos no podemos dejarlos solos ni un momento en el cambiador.

Es importante a la hora de comprar la ropa para tu bebé que cumpla una serie de requisitos para que te faciliten vestirlo y desvestirlo. Si quieres ampliar más la información puedes leer un poco más sobre la ropa del bebé para llevar en la canastilla del hospital que será la primera oportunidad que tendrás para vestir a tu bebé recién nacido.

En resumen, se trata de comprar ropa con aberturas por todas partes y que esté hecha de fibras naturales. 

Dependiendo de la temperatura que haya en casa o fuera si vas a salir tendrás que seleccionar la ropa de bebé que quieres ponerle. Mi consejo es vestirlo siempre a capas porque de esta forma puedes adaptar lo abrigado a la temperatura que haya en cada momento.​

Tu bebé no necesita zapatos de bebé todavía, mucha de su ropa viene con patucos incluidos y en el caso de que no los traiga siempre puedes ponerles unos de lana o hilo.

2. ​COLÓCATE EN UNA ZONA CÓMODA PARA VESTIR AL BEBÉ

Asegúrate que la estancia está a la temperatura adecuada, en invierno es conveniente poner la calefacción o calentar la habitación con un radiador o calefactor para evitar cambios bruscos de temperatura.

Yo con los dos niños he tenido siempre un cambiador bañera que me resulta muy útil para guardar los pañales, las cremas, toallitas y algún que otro body y pijama. Suelen tener una superficie blandita y yo siempre le pongo una toalla de bebé encima para lavarla cada poco y que si el bebé toca la superficie no le resulte tan fría ya que suele ser de plástico.​ Otra opción es comprar una colchoneta de bebé impermeable y colocarla encima de una mesa o una cómoda, es importante que estés cómoda y con una buena posición para que tu espalda no se vea dañada.

3. PASOS A SEGUIR PARA VESTIR AL BEBÉ​

1. Colócalo boca arriba en una superficie plana.

2. Dependiendo del tipo de prenda que lleve tendrás que empezar a desvestirlo por un sitio u otro. Si se trata de un dos piezas empieza mejor por la parte de abajo.​

3. Recuerda que debes sostener su cabeza con la mano y evita tener que ponerle prendas por la cabeza tan pequeño ya que os podéis agobiar los dos, en el caso de que tengáis ahuecar bien el hueco de la cabeza antes de metérsela por la cabeza. Apuesta por bodies con aberturas delanteras.

4. Si hace frío recuerda tenerle los pies y la cabeza caliente para que no coja frío.​

5. Tómate tu tiempo para desvestirlo y vestirlo, con tranquilidad y paciencia seguro que lo haces genial!​

Para que veáis como vestir a un bebé recién nacido os dejo un vídeo que seguro que os resulta útil.​

4. CÓMO SABER SI ESTÁN BIEN ABRIGADOS

Como os comentaba más arriba es preferible vestirles a capas finas e ir comprobando cómo se encuentran cada cierto tiempo. Los bebés recién nacidos no tienen la capacidad de regular su temperatura corporal los primeros meses y  si salimos estamos continuamente ante cambios de temperaturas por la calefacción o el aire acondicionado que a nosotros no nos afectan pero que a ellos si puede afectarles.

Para que tengas una referencia, debes ponerle una capa más de las que lleves tú, siempre que no seas extremadamente calurosa o friolera. ;o)

Cuando notes cambios de temperatura fíjate si hace calor, si está sudando por la cabecita, las manos o los pies y en el caso de que haga frío tócale también para ver que se mantiene caliente. En función de tu percepción añade o quita alguna capa.

Para los primeros meses también vienen muy bien los arrullos o mantitas así como las gasas o muselinas, ya que puedes usarlas fácilmente para abrigar o desabrigar a tu bebé.

Si te ha gustado este artículo compártelo en redes!

¿Qué te ha parecido este post? 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Si quieres saber más de ropa de bebé no te pierdas estos posts

Cool Mum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *